Tecnología galiforniana para modernizar el surf

Publicado en 12 April 2018

El surf, que será disciplina olímpica en Tokio 2020, además de un deporte precioso va a ser también mucho más preciso, gracias al Instituto Tecnológico de Galicia, que ha desarrollado un pequeño sensor de telemetría (FlyThings Surf) que se instala en la punta de la tabla y permite medir y reflejar datos estadísticos sobre los movimientos, maniobras y giros del surfista

 

El surf será deporte olímpico por primera vez en la historia en los próximos JJOO de Tokio 2020. Se disputará en la categoría shortboard, tanto en la modalidad masculina como femenina. Las competiciones se realizarán en la playa de Tsurigasaki, ubicada en la localidad de Ichinomiya, al sudeste de Tokio.

La consideración del surf como disciplina olímpica supone un reconocimiento a este deporte, que por fin va a dar el salto definitivo de deporte alternativo de moda a disciplina profesional y mediática. Sin duda, las olimpiadas han de dar a este deporte de la ola el empuje que necesita para convertirlo en un espectáculo deportivo que atraiga muchos más espectadores y patrocinadores.

El problema que afronta una competición de surf como espectáculo de masas es que pueda entenderlo el espectador profano o no muy familiarizado, pues si no conoce los sistemas de puntuación difícilmente podrá entender qué contendiente merece ganar.

Pues bien, la solución a este problema parece estar en el sistema de telemetría que ha desarrollado el Instituto Tecnológico de Galicia en colaboración con Pantín Classic: un pequeño dispositivo (una pastilla que cabe en la palma de la mano) equipado con sensores que se coloca en la parte delantera de la tabla de surf y que emite información en tiempo real sobre las maniobras del surfista, teniendo en cuenta variables como la velocidad de sus movimientos en el agua, la fuerza que se imprime a su tabla o el ángulo de giro.

Con este sistema de telemetría lo que se pretende es poder ir reflejando en el monitor de TV mediciones tangibles (números en mano) de los movimientos de los surfistas, con lo que espectadores, jueces y speakers podrán entender mejor la dificultad de lo que está haciendo cada uno de los deportistas. Y para el surfer profesional (y su entrenador), disponer de todos esos parámetros perfectamente medidos al alcance de su mano, le permitirá realizar un análisis más preciso de sus movimientos y flows, con el fin de corregir errores, cuantificar los progresos y mejorar su rendimiento a lo largo de su carrera.

FlyThings Surf es el nombre con el que se ha bautizado este primer prototipo, que se encuentra en fase de desarrollo y que hasta ahora ha dado resultados muy prometedores. Pero hay que ser cautos. Este aparato tiene que mejorar bastante más en sus prestaciones si realmente quiere poder aparecer en el estreno del surf en los Juegos Olímpicos de 2020. Y es que en su versión actual no es capaz todavía de retransmitir los datos en tiempo real (por el momento sólo permite descargar los datos una vez que el sensor llega a la arena) y sólo permite registrar dos variables (eso sí, importantes): la fuerza G que se le imprime a la tabla y la velocidad de cada uno de los giros.

 

Además, por muy innovadora y disruptiva que sea la oferta de FlyThings, desengañémonos, no está sola en el mercado. Nunca lo estamos. Hay competencia en sistemas de telemetría para el surf. Esto es algo que lleva inventado desde hace algún tiempo, y otras empresas del planeta están trabajando en sus respectivos dispositivos que ya se están probando con surfers de élite.

Tampoco son pocas las voces que se han alzado en contra de esta tecnología, argumentando que su inclusión en el surf va contra la esencia de este deporte: el estilo y las sensaciones que transmite el surfista sobre su tabla. En efecto, el surf es un deporte plástico y escénico, y eso difícilmente se puede trasladar a datos de GPS, fórmulas y gráficos

Sea como fuere, poder medir ahora lo que se hace en el agua es, sin duda, un avance excepcional, y a buen seguro que la telemetría y las estadísticas en tiempo real acabarán siendo parte de los criterios de puntuación en los campeonatos de surf, tal y como ya sucede con tecnologías similares en otras competiciones deportivas, como la Fórmula1, el tenis (ojo de halcón), e incluso el fútbol (videoarbitraje).

La idea final de este sistema de telemetría para el surf no es otra que conseguir una integración total con el proceso de producción audiovisual de la competición y generar información objetiva medible sobre las maniobras realizadas por el surfista, que de a los jueces elementos de evaluación adicionales y permita a los espectadores aumentar su interés por el desarrollo de la prueba y entender mejor este deporte.

Grandes acontecimientos deportivos como los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 parecen ser el escaparate y banco de pruebas perfecto para implementar este avance tecnológico.

Más artículos

0 comentarios

Introduce un comentarios

Buscar en la tienda